El árbol que no da frutos da puntos | Reseña: Arboretum

El árbol que no da frutos da puntos | Reseña: Arboretum

INFORMACIÓN GENERAL

Título: Arboretum
Jugadores: 2-4
Tiempo: 30 minutos
Edad: 8+
Editor: Z-Man Games
Diseñador: Dan Cassar
Mecánicas: Gestión de mano, colección de sets, construcción de tableu
Categoría: Juego de cartas, familiar, filler
Idioma: Inglés
Dependencia del idioma: Nula, sólo el reglamento
Precio aproximado: 18-23€

DESCRIPCIÓN

Arboretum es un juego de cartas en el cual tendrás que crear un hermoso jardín botánico dedicado a diferentes especies de árboles. Diseñar un arboretum no es tarea fácil, sus caminos deben ser lógicos para que sus visitantes puedan apreciar la belleza de cada árbol plantado.

Para lograr el objetivo cada jugador tendrá que plantar árboles con las cartas de su mano para crear caminos horizontales y verticales que otorguen puntos, pero también tendrá que tomar la difícil decisión de descartar y guardar las cartas necesarias hasta el final de la partida para asegurar los puntos de victoria.

COMPONENTES

Arboretum forma parte de la colección deluxe de Z-Man Games junto con títulos como Parade, Chimera, Black Spy, Sky Tango, entre otros. Son juegos que ya se publicaron hace un tiempo pero que ahora han sido reeditados con nuevas ilustraciones y componentes de mejor calidad.

El juego viene en una caja pequeña muy bonita con un reglamento y una libreta de puntuación, también con una baraja de 80 cartas, la baraja está dividida en 10 palos o colores diferentes, cada palo tiene 8 cartas enumeradas del 1 al 8. Cada palo muestra una ilustración de árbol diferente, bellísimas ilustraciones que casi te hacen sentir como si estuvieses en un jardín de verdad.

Todo de excelente calidad como nos tiene acostumbrados Z-Man Games, con cartas de buen material y resistentes, y un reglamento muy claro con ejemplos.

EL JUEGO

La preparación es muy sencilla, simplemente se deben retirar algunos palos de la baraja en partidas con menos de 4 jugadores y se reparte una mano de 7 cartas a cada jugador. El mazo de robo se coloca en el centro de la mesa.

Un jugador en su turno debe robar 2 cartas, bajar una carta a su arboretum y descartar una carta, luego en sentido horario el siguiente jugador hace lo mismo. Cuando un jugador roba sus 2 cartas puede hacerlo del mazo directamente, de cualquiera de los descartes de los jugadores incluyendo el de uno mismo, o la combinación de ambas opciones. La carta descartada debe ir a la pila de descartes individual, esto deja al final del turno la misma mano inicial de 7 cartas.

La primera carta que se juega da inicio a tu arboretum, debe colocarse boca arriba y las cartas posteriores deben ser colocadas de manera ortogonal formando caminos horizontales o verticales, estas no pueden ser movidas o cubiertas por otras cartas. Un camino es una secuencia ascendente de cartas que comienza y acaba con el mismo palo, sin importar el palo o palos que haya en el medio ni su orientación. Sin embargo, si un camino está compuesto por cartas de un mismo palo puede aportar más puntos al final de la partida.

Hasta ahora el juego es bastante sencillo y pacífico como su propio tema, pero como la vida misma no todo es bonito siempre. He mencionado antes que un camino comienza y acaba con el mismo palo, pues si al final de la partida no se tiene en la mano la mayor suma de ese palo no se gana el derecho a puntuar dicho camino. Si con esto no es suficiente, aunque un oponente no tenga ese palo en su arboretum pero tiene la mayor suma del mismo en su mano, te quitará el derecho de puntuar el camino. Hay una pequeña excepción muy interesante, si un jugador tiene el número 8 de un palo en su mano pero uno de los oponentes tiene el número 1 del mismo palo, el valor del 8 se reduce automáticamente a cero.

¿Qué tal? Pues sí amigos, detrás de los arbolitos hay un juego que puede acabar con amistades de años, matrimonios, etc. 😀

El juego acaba cuando se haya agotado el mazo completamente, se procede a contabilizar puntos y gana por supuesto el que tenga la mayor cantidad de puntos. Durante el conteo de puntos un jugador irá anunciando los nombres de los palos o árboles en voz alta, en ese momento cada jugador revelará las cartas de la mano de ese palo y el que tenga la mayor suma ganará el derecho a puntuar. Cada carta en un camino vale 1 punto, se duplica la puntuación de un camino si tiene al menos 4 cartas y todas son del mismo palo, si el camino comienza con el número 1 se gana 1 punto más y si acaba con el número 8 se obtienen 2 puntos más.

COMENTARIOS FINALES

Arboretum es un juego fascinante, me parece increíble que haya tanta profundidad en un filler de 30 minutos. Cada turno es un sufrimiento, es el juego en el que más me cuesta jugar o descartar una carta porque todas sirven para puntuar por algún lado o retrasar los planes de un oponente. Desde la primera vez que lo jugué supe que se quedaría en mi colección, y al día de hoy entra fácilmente en mi top de juegos favoritos de todos los tiempos.

Es un juego elegante, rápido, profundo y con una temática bastante neutral que es apta para todo público. Además de su original manera de calcular los puntos que lo hacen divertido e impredecible.

Mientras construyes tu arboretum sentirás la tranquilidad que ofrece una obra de música clásica, pero cuando llega el momento de contabilizar los puntos se convierte en puro heavy metal 😀

POSITIVO

  • Partidas rápidas y muy profundas.
  • Componentes de excelente calidad con bellísimas ilustraciones.
  • Escala perfectamente bien a cualquier número de jugadores.
  • Tema y mecánicas originales.

NEGATIVO

  • Un poco caro para ser sólo una baraja de 80 cartas. Sin embargo, el precio se justifica con la calidad de los componentes y con la originalidad del juego.
  • Ocupa mucho espacio en mesa, para partidas con 3 ó 4 jugadores se necesita una mesa lo suficientemente grande.
  • Señor Ludopático

    Genial reseña compañero!!! Lo he encontrado a buen precio y ha caído 🙂 Dices que escala bien, lo has jugados a 2??

    • Muchas gracias! Me alegra de que lo hayas pillado a buen precio, es un juego que merece mucho la pena tenerlo en la colección. Yo lo he jugado a todos los número de jugadores, la verdadera diferencia es que a dos es más fácil de controlar lo que sucede en la mesa, tal vez a tres o a cuatro tienes que enfocarte en el oponente más fuerte y para hacerlo tienes que tener un poco de memoria de lo que cada jugador va cogiendo, pero no llega a ser desagradable ni caótico. Tanto en partidas a cuatro que yo mismo he jugado como en partidas a cuatro que sólo he explicado y no he jugado, todo el mundo quedó satisfecho y sintieron que escaló perfectamente. Hay muchos que comentan que el número perfecto es a dos jugadores, pero luego de mi experiencia personal creo que va bien a todos los números. La pega es que para jugar a cuatro necesitas mesa grande, los jardines de árboles se extienden que no veas! 😀

      Un saludo, muchas gracias por leer mis reseñas y por comentar, siempre encantado de hablar! 🙂

  • Ringo Kid

    Muy buena reseña de este grandísimo juego. Ha desbancado al exploradores de mi colección, pero muy a gusto!

    • Sí señor, grandísimo no, lo siguiente! 😀 Cada vez que toca descartar una carta pierdo 50 neuronas 😀 Me alegra que te haya gustado, un saludo y gracias por pasarte!