En la granja no se crían animales, se crían jugones | Reseña: La Granja

En la granja no se crían animales, se crían jugones | Reseña: La Granja

INFORMACIÓN GENERAL

Título: La Granja
Jugadores: 1-4
Tiempo: 90-120 minutos
Edad: 12+
Editor: LudoSentinel
Diseñador: Andreas Odendahl, Michael Keller
Mecánicas: Control de áreas, dados, gestión de mano, cartas multifunción, selección simultánea de acción
Categoría: Económico, agricultura
Idioma: Castellano
Dependencia del idioma: –
Precio aproximado: 40-45€
Número de partidas: 10

DESCRIPCIÓN

La Granja o Sa Granja es una bellísima finca ubicada en el municipio español de Esporles, en la isla de Mallorca. Sus orígenes se remontan al siglo X, está rodeada de un extenso territorio de olivos, viñedos y campos de trigo, además de contar con bellísimos paisajes y varias especies de animales.

En La Granja los jugadores intentarán administrar y desarrollar su granja eficientemente, para ello tendrán que enviar productos agrícolas sembrados en sus campos al mercado local y a los comercios del pueblo, con el fin de obtener la mayor cantidad posible de puntos de victoria.

El jugador que obtenga el máximo de puntos de victoria al final de la sexta ronda se declarará como el granjero ganador.

COMPONENTES

El juego viene en una caja mediana rectangular. Contiene un tablero general, tableros individuales troquelados de una manera bastante original, cartas multifunción, dados y marcadores de madera, distintas losetas, fichas de puntos de victoria, tablas con resumen de turno, reglamento y glosario de cartas.

Todos los componentes son de excelente calidad, con ilustraciones únicas y características que personalmente me encantan porque le dan ese toque mediterráneo perfecto al juego, y un diseño gráfico pulido con muchas guías visuales para hacer la experiencia de juego más fácil. Todo el trabajo gráfico viene de la mano del ilustrador Harald Lieske.

El juego está editado al castellano por LudoSentinel, una editorial que se está aventurando a publicar eurogames de dificultad media-alta.

EL JUEGO

La preparación del juego no tiene mayor complicación, la describo a continuación de manera muy breve. Se coloca el tablero general en el centro de la mesa, cada jugador elige un color y toma los componentes correspondientes junto con un tablero individual de granja, 4 losetas de asno, una moneda y un punto de victoria. Se barajan las cartas y se reparten 4 a cada jugador, se preparan las losetas de tejado y se colocan en el tablero general. Finalmente, se preparan las losetas de comercio en los espacios correspondientes del tablero general, añadiendo un punto de victoria en cada espacio gris adyacente; hay comercios que comenzarán bloqueados pero que avanzada la partida los jugadores podrán desbloquear. Se determina el jugador inicial usando cualquier método y se reparten las losetas de orden de turno.

Una partida de La Granja se desarrolla en 6 rondas, cada ronda consta de 4 fases. A continuación describo las fases:

  1. Fase de Granja
    Los jugadores pueden jugar una carta de su mano, estas son multifunción, así que depende del uso que se le quiera dar a una carta el jugador la colocará en uno de los cuatro lados de su tablero individual. Una carta colocada en cualquiera de los tres espacios superiores del tablero individual representa una carreta que luego podrá ser enviada al mercado local. Una carta colocada en el lado derecho del tablero individual representa una ampliación de granja. Colocada en cualquiera de los tres espacios inferiores representa un ayudante con habilidades especiales. Finalmente, colocada en el lado izquierdo representa un campo que puede producir un producto agrícola. Luego de jugar una carta el jugador roba nuevas cartas hasta su límite de mano. Los jugadores recibirán los ingresos indicados en sus tableros individuales de granja, al comienzo de la partida ningún jugador cuenta con ingresos pero más adelante mediante ampliaciones de granja y losetas de comercio podrán obtener beneficios. A continuación, los campos producen un producto agrícola y los cerdos procrean. Por último, los jugadores pueden comprar un tejado correspondiente al turno actual, los tejados aportan puntos de victoria y otros beneficios como avances de siesta, envíos extra, etc.
  2. Fase de Beneficios
    Para ejecutar la fase de beneficios el jugador inicial debe tomar el número de dados correspondiente al número de jugadores en mesa, los tira y los coloca en los espacios indicados en el tablero general. Por orden de turno, cada jugador toma un dado y ejecuta la acción asociada, luego repiten el mismo proceso tomando un segundo dado. Finalmente, todos los jugadores realizan la acción del último dado en el tablero.
  3. Fase de Reparto
    Los jugadores eligen una de sus cuatro losetas de asno secretamente, estas determinan la cantidad de envíos disponibles y avances en el marcador de siesta durante el turno actual. Los jugadores avanzan el marcador de siesta de acuerdo con la loseta elegida, según la posición de cada uno en dicho marcador se determinará el nuevo orden de turno. Tomando en cuenta el nuevo orden de turno los jugadores realizan envíos desde sus campos y almacenes a las carretas de su granja o a los comercios del pueblo, podrán realizar tantos envíos como símbolos de asno en la loseta elegida. Al completar una carreta o un comercio del pueblo se obtienen puntos de victoria y otros beneficios, pero esto lo explicaré más adelante. Finalmente, los jugadores podrán comprar envíos extra pagando una moneda por cada uno, pero sólo si su granja se lo permite.
  4. Fase de Puntuación
    Cada jugador obtiene un punto de victoria por cada marcador de su color en el mercado del pueblo, también reciben los puntos con respecto a sus posiciones en el marcador de siesta. El disco de cada jugador vuelve a la posición cero del marcador de siesta y se preparan las nuevas losetas de tejado para la siguiente ronda.

Durante la Fase de Reparto un jugador puede llegar a completar una carreta o un comercio con los símbolos de asno de la loseta elegida. Si completa una carreta ganará los puntos indicados en la carta y colocará un marcador de su color en un espacio del mercado con el mismo valor; se eliminan del mercado los marcadores con valor inferior de otros jugadores en espacios adyacentes, el jugador ganará un punto adicional por cada marcador que haya eliminado y recibirá una mercancía. Si el jugador logra completar un comercio, inmediatamente coloca un marcador de su color en el área de color gris correspondiente a dicho comercio, para indicar que no podrá completar de nuevo ese mismo comercio en el futuro; el jugador recibe puntos de victoria igual al número de ronda, una loseta con una habilidad especial y si es el primero en completar ese comercio se llevará también el punto de victoria extra en el área gris, además de desbloquear un comercio en construcción.

En La Granja existen unas acciones gratuitas que los jugadores pueden hacer en cualquier momento durante su turno, estas son: vender mercancías, y comprar, vender o procesar recursos. Las mercancías son un artículo de mucha importancia en el juego, ya que se pueden usar para recibir monedas, productos agrícolas, jugar o robar una carta, recibir un cerdo o procesar recursos gratuitamente. Un jugador también puede elegir no vender una mercancía y usarla para completar un comercio exclusivamente dedicado a mercancías por ejemplo, ya esto dependerá de la estrategia y el motor de juego que se tenga armado para conseguir mercancías fácilmente.

Todas las acciones mencionadas anteriormente son las que le dan chicha, flexibilidad y combos interesantes al juego, son acciones que permiten conseguir los objetivos que nos planteamos por medio de múltiples vías.

La partida finaliza cuando acaba la sexta ronda, se contabilizan los puntos obtenidos durante la partida, se cambian los recursos y mercancías sobrantes por monedas para luego cambiar 1 punto de victoria por cada 5 monedas. El jugador que tenga más puntos de victoria será el granjero ganador.

COMENTARIOS FINALES

Los que me conocen saben que soy 100% eurogamer y amante de juegos de cartas multifunción, por lo cual ya se pueden ir haciendo una idea de mi valoración final. Pero vamos por partes.

La Granja parece bastante sencillo a primera vista, pero en realidad tiene bastantes detalles que controlar si quieres asegurar la victoria. Comenzando por las cartas multifunción, que como todo juego que se basa en esta mecánica, cada carta es esencial si quieres un motor eficiente en el juego, el que haya jugado un juego de este estilo ya sabe que es un auténtico sufrimiento decidir qué hacer con las cartas de la mano, todas sirven para algo.

Luego está la parte de gestión de recursos, la piedra angular del juego, lo que se trata es de producir recursos agrícolas y dinero para luego gastarlos en carretas o mercados y hacerse con un buen puesto en el mercado del pueblo. El timing es importante ya que completar un mercado temprano en la partida otorga menos puntos de victoria, recordemos que los puntos obtenidos son iguales al número de ronda, pero por el otro lado está la lucha por llevarse los puntos de victoria extra al desbloquear un nuevo mercado y hacernos con las zonas de color gris de los distintos comercios. Lo mismo aplica para cuando se completa una carreta, el orden de turno ha de ser tomado en cuenta ya que si se coloca un marcador en el mercado de primero eres más vulnerable y corres el riesgo de que te eliminen el marcador del mercado y no ganar puntos adicionales al final de la ronda.

El ritmo de juego es bastante importante, el juego comienza un poco lento mientras tratamos de definir qué cartas son las mejores para nuestra granja y desarrollamos una estrategia, pero luego se convierte en una carrera. Durante las primeras partidas es bastante común enfocarnos en pequeñas cosas y sin darnos cuenta perder oportunidades muy importantes para optimizar nuestra granja.

En cuanto al azar, se siente muy poco, está presente al robar nuevas cartas y con las tiradas de dados durante la Fase de Beneficios, pero gracias a las acciones gratuitas se pueden encontrar otras vías para lograr lo que queremos.

El juego escala muy bien, las partidas a dos jugadores tienen las mismas sensaciones que a tres y a cuatro jugadores, la única diferencia es que a más jugadores el mercado tiene más marcadores, y al completar una carreta se podrían retirar más marcadores oponentes para ganar más puntos de victoria. También cuenta con modo solitario, sin muchos cambios con respecto a partidas a más jugadores.

La Granja no ofrece precisamente mecánicas innovadoras, de hecho se ha inspirado fuertemente en otros títulos, pero personalmente creo que se han combinado inteligente y elegantemente para crear un híbrido sólido al que me gusta jugar muchas veces más que los juegos en los que se ha inspirado. Lo disfruto muchísimo, es versátil, ofrece distintos caminos hacia la victoria, es de esos que no me importaría echarle dos y hasta tres partidas seguidas (si mis neuronas me lo permiten). Si se necesita cambiar de estrategia a mitad de partida ofrece múltiples opciones para hacerlo sin resultar castigados, requiere de planificación constante y ofrece decisiones muy interesantes. Si a todo lo anterior le sumo que me encanta su diseño gráfico con ese toque mediterráneo, su original troquelado en el tablero individual de granja y las cartas multifunción, pues no hay mucho más que decir, se queda en mi colección.

POSITIVO

  • Componentes de excelente calidad con un diseño gráfico único que me encanta.
  • Dificultad media-alta con reglas fáciles de asimilar.
  • Ofrece distintas vías para ganar, las cartas permiten desarrollar múltiples estrategias.
  • Mucha rejugabilidad gracias a las habilidades especiales de las cartas.
  • Escala muy bien y ofrece modo solitario para familiarizarse con el juego.
  • Partidas con decisiones muy interesantes y buena carga estratégica.

NEGATIVO

  • Las tablas de resumen de turno son un poco confusas, pero LudoSentinel ha diseñado una fantástica hoja con la secuencia de turno, se puede descargar aquí.